Volver a CONCEPTOS

HISTORIA

El tenis playa es un deporte joven con una historia controvertida, ya que su camino a la unificación dentro de la Federación de Tenis ha sido compleja y duradera, pudiendo decir que casi no se realiza de manera exclusiva hasta la temporada 2010.

Los primeros contactos con el tenis playa bien podrían ser unos famosos murales encontrados en Enna (Sicilia) en Villa Armerina, construida en el siglo III DC que representan a unas chicas jugando con una pelota (de tamaño similar a las de tenis), usando la mano como raqueta en un espacio limitado por líneas. Quizás sea este el comienzo del tenis playa pero es un dato más que dudoso.

Los orígenes del tenis playa moderno están en los años 70 en las playas de la costa italiana con el juego del “racchettoni”, que son las palas de madera convencionales. Por entonces era un juego en el que no había ni reglas, ni espacio delimitado, ni red. Comenzó a ser una actividad más popular cuando se organizaron las primeras competiciones con unas normas que variaban según el lugar o ciudad donde uno jugaba.

No es hasta 1996 hasta que nace el verdadero tenis playa con los campos de 16×8 m. con una red a 170 cm de altura. Esto fue gracias a que a principios de los años 80 la gente comenzó a jugar a las palas dentro de los campos de voley playa bajando la red. El juego tuvo tanta popularidad que los dueños de los clubes de playa promovieron el tenis playa para ofrecer a sus clientes una actividad atractiva.

Ya en estos años, se comentaba que esta modalidad deportiva en unos años sería mucho más conocido y practicado por todo el mundo con miles de jugadores y por lo tanto el objetivo principal próximo sería convertirlo en un deporte olímpico.

Para evitar el monopolio de la IFBT en el tenis playa, en 2003 la marca Vision, presidida por Geo Orsini, procedente de Bolonia, contrató a muchos jugadores de alto nivel y organizó eventos por primera vez con un organismo afiliado al COI (Comité Olímpico Internacional), que fue la Federación Italiana de Tenis (FIT), ya que el tenis playa es una rama o modalidad más de las federaciones nacionales de tenis que tienen la oficialidad de promover este deporte. En un principio, no fueron los torneos más reconocidos, pero poco a poco, superó a la IFBT debido a los premios y espectáculos, que finalmente se realizaron los circuitos del Campeonato de Italia.

[Continuará…]

 

LA HISTORIA DEL TENIS PLAYA:

El juego  que a principios del siglo XX animó las tardes de verano de nuestros abuelos y tíos abuelos era la pandereta, un descendiente directo de los juegos de pelota nacido entre Francia e Italia.

 

El juego, que todavía existe, y gran parte de la federación, ha pasado desapercibido por siglos de la historia, dando lugar a su vez a la llamada “rachettoni ” o ” tenis playa “, una variante del tenis que nació en las canchas de vóley playa a mediados de los años sesenta. Durante décadas ha representado el deporte de playa a lo largo de la costa del Adriático.

 

Así nació la idea de desafiar el tenis playa a las estructuras del voleibol. Tras un par de años (los años noventa) el deporte pionero era con una “red alta ” (más de dos metros): el juego era lento, se  jugaba con paciencia y resistencia; había un número reducido de practicantes, y los torneos no se hacían con frecuencia y no eran muy populares.

 

El desarrollo del tenis playa se lleva a cabo cuando uno se da cuenta de que con una red baja se consigue una velocidad de juego considerable, con golpes altos y espectaculares, ganando en emoción, táctica, cruces… La red baja hasta los 1,70m, y la regla del “punto de oro “, que garantiza el intercambio rápido de juegos. El voleibol sigue influyendo en el deporte: los puntos siguen el mecanismo del ” cambio de pelotas ” (el jugador que permanece sacando hasta que pierde el punto, sólo saca del lado derecho del campo, si la pelota toca la red en el golpe es falta. Precisamente el vóley playa en 1996 se convirtió en deporte olímpico, y esto crea nuevos cambios: Se puede sacar a lo largo de toda la línea de fondo , el let en el saque es válido y , lo más importante, la reducción del campo de un metro, desde 9×9 a 8x8m, iniciativa del primeo promotor de los torneos nacionales e internacionales , el Dr. Giani Bellettini, experto en derecho deportivo que se da cuenta de que se podría compartir instalaciones con los compañeros del vóley playa. Es una fórmula justa. El último ajuste significativo se relaciona con la puntuación: cambia del vóley al tenis con los puntos 15/30/40  y juego con el punto de oro en la última pelota en 40/40.

 

Las herramientas también evolucionan: A través del plástico entra en la madera contrachapada, moldeada por voluntad de algún buen artesano. La pelota de tenis se despresuriza, para limitar la velocidad. Turquoise es la primera empresa oficial en construir raquetas de tenis playa de madera. En 1995 se jugó en Marina di Ravenna el primer torneo “Conmemorativo Fioreliini”, dedicado a Marco Fiorelini, uno de los pioneros del juego, que murió prematuramente. Es el torneo de origen más antiguo. Participaron una treintena de parejas.  El vóley playa es suplantado rápidamente por el tenis y deja a los jugadores más hábiles. Cualquiera puede jugar al tenis playa, aunque a veces con los primeros golpes se falla, después de algunos intercambios, el ritmo del partido baja, existen muchas pausas , lo que permite incluso a que las personas mayores puedan participar sin problema alguno. En 2003 llegamos a la internacionalización de juego gracias a un simpático y aventurero chico de la isla francesa de La Reunión, que participa en un torneo y decidió exportar el tenis playa a su isla donde lo sustituyó por el volley-tennis que se practicaba por los lugareños con reglas similares y terminó por afianzarse.

 

La difusión se inicia desde las playas de Ravenna en Italia, e involucran progresivamente las costas de Ferrara y luego en consecuencia a la costa de Lazio, Cerdeña, Sicilia, Apulia, Toscana y Veneto. Ocurre lo mismo sucesivamente en Europa e incluso en Australia, que no existía en los primeros años de esta década.

 

El tenis playa crea una afición rápida y contagiosa, impulsada por Internet, desde grandes instalaciones en  interiores que han permitido que el tenis playa sea practicado durante todo el año a pesar de las condiciones climáticas adversas. El tenis playa, en poco más de quince años, ha hecho una extraordinaria revolución, que por supuesto aún continúa.

 

En la actualidad hay un circuito internacional semiprofesional que es el ITF Beach Tennis Tour, que pasa por muchos países y con torneos de diferente graduación según el nivel y la dotación económica, que van desde Japón a lugares como Aruba, o las Islas Mauricio. La ITF Beach Tennis Tour (BTT) comenzó en 2008, y ya ha visto un aumento de seis veces el número de torneos en el calendario ITF BTT. Esta tendencia se espera que continúe en el futuro a medida que más países sucumben a la naturaleza irresistible del juego.